Diferentes tipos de bioplásticos : de origen biológico y/o biodegradables

Logo natureplast

Más allá de su origen y de sus propiedades de fin de vida útil, los materiales bioplásticos pueden dividirse en dos familias.

De hecho, algunos bioplásticos son químicamente similares a los polímeros de uso común. Así, por definición, un PE fabricado a partir de caña de azúcar (también llamado PE de origen biológico) y un PE obtenido de forma clásica a partir de recursos fósiles tendrán las mismas características técnicas. El PE de origen biológico presenta, sin embargo, la ventaja de proceder de un recurso renovable y no de un recurso fósil. Por lo tanto, pueden sustituir inmediatamente y sin dificultad a sus equivalentes petroquímicos. Encontramos así en esta familia únicamente los polímeros de origen biológico y no biodegradables como los PE de origen biológico, los PET de origen biológico, los PA de origen biológico, los PU de origen biológico etc.

Además de los estirénicos (PS, ABS), ahora es posible obtener casi todos los polímeros de consumo, al menos parcialmente, con origen biológico (ver origen de los bioplásticos).

En el segundo caso, los bioplásticos tienen nuevas estructuras químicas. Aquí encontramos principalmente los polímeros biodegradables, de los cuales, la mayoría son también de origen biológico. Los materiales de esta familia presentan propiedades diferentes y deben, por tanto, seleccionarse en función de las características esperadas en el producto final. Por otra parte, estos materiales son nuevos a nivel industrial (en su mayoría, menos de 10-20 años) y, por tanto, requieren de continuos esfuerzos de investigación y desarrollo para poder dotarlos de unas propiedades mejoradas y adaptadas a las expectativas del mercado.

PE Biosourcé
PLA (biosourcé)