Origen de los bioplásticos

Logo natureplast

La mayoría de bioplásticos hoy en día provienen de biomasa, por lo que se denominan de origen biológico (según la norma EN 16575) : 2004 (https://www.boutique.afnor.org/norme/nf-en-16575/produits-biosources-vocabulaire/article/810174/fa178684). Algunos polímeros biodegradables siguen obteniéndose de recursos fósiles, aunque su número es ya minoritario (principalmente PBAT y PCL). La biomasa utilizada para la fabricación de polímeros de origen biológico es, en su mayoría, renovable y proviene de diferentes actividades como la agricultura o la industria agroalimentaria. En las diferentes etapas de tratamiento de la biomasa, el momento clave es la fermentación bacteriana de azúcares de diferentes orígenes. A través de estos procesos se obtienen las moléculas de plataforma de la química verde, que pueden ser utilizadas como monómeros para la producción de polímeros de origen biológico.

Las diferentes categorías en el origen de los bioplásticos

logo Natureplast

1ª generación (alimentaria)

1ere génération

Aceites vegetales : soja, palma, girasol, ricino, colza, etc.
Almidón : maíz, trigo, patata, tapioca, etc.
Glucosa : caña de azúcar, remolacha, etc.

2ª generación (non alimentaria)

Nature et Bioplastique

Biomasa lignocelulósica : madera, coproductos o desechos de la agricultura o del bosque (bagazo de caña de azúcar, paja, etc.)
Residuos urbanos : desechos orgánicos, aguas residuales, etc.

3ª generación (no alimentaria; cultivable sin suelo)

les algues

Microorganismos : Microalgas, bacterias, hongos, levaduras, etc.

Hoy, los principales recursos provienen del cereal (almidón de maíz o trigo hidrolizado) o directamente proceden de la industria azucarera (caña de azúcar, remolacha, melaza).

Impacto ambiental de la utilización de biomasa para la fabricación de plásticos de origen vegetal:

Los polímeros de origen biológico son fabricados hoy en día, en su mayoría, a partir de recursos renovables, pudiendo competir con otras aplicaciones, y sobre todo la alimentación humana o animal. Sin embargo, esta proporción atribuida a la producción de bioplásticos sigue siendo muy marginal (aproximadamente el 0,02% de la superficie agrícola total).

Global zone

Normas y certificaciones de los plásticos de origen biológico

Hoy en día, hay dos normas principales para medir el porcentaje en un polímero que proviene de un recurso renovable:

ASTM D6866 / ISO 16620-2

Mediante la datación por radiocarbono, es posible determinar la cantidad de carbono derivado de recursos renovables en un material comparado con el carbono de recursos fósiles. De hecho, el contenido de carbono 14 de un elemento procedente de biomasa es muy característico en comparación con un compuesto de origen petrolífero, que contendrá poca o ninguna cantidad. Es entonces fácil medir la proporción de carbono de origen biológico.

EN 16785-1

Esta norma permite determinar el contenido de origen biológico mediante un análisis de radiocarbono y un análisis elemental. Por lo tanto, es posible obtener una medida más precisa, ya que esta norma también tiene en cuenta los átomos de oxígeno, nitrógeno e hidrógeno además de los átomos de carbono.

OK BIOBASED / DIN CERTCO

En base a las pruebas realizadas de acuerdo a las normas mencionadas, es posible obtener certificados que permitan una mayor visibilidad de los materiales y productos a los que se les conceda esta distinción.

Actualmente hay dos organismos principales en Europa que permiten obtener estas certificaciones.